Es importante aprender más del origen del coronavirus, hoy  en día, hay miles de teorias «astrales» por no usar la palabra conspirativas, sobre el origen del Covid-19, Ignacio López-Goñi, microbiólogo, nos explica tal cual: NO se ha escapado de un laboratorio

 

«Al analizar su genoma. No, SARSCov2 no es producto de la ingeniería genética y no se ha escapado de un laboratorio»

Ignacio López-Goñi, microbiólogo

Sabemos que se trata de un nuevo coronavirus del grupo 2B, de la misma familia que el SARS, por lo que le hemos denominado SARSCoV2. La enfermedad se llama COVID19.

Se han descubierto proteínas de la superficie del virus que presentan una gran afinidad con receptores de las células humanas. Concretamente, la proteína S del coronavirus se une con una elevada afinidad al receptor ACE2 de las células, lo que contribuye a explicar por qué infecta con tanto éxito a nuestra especie y, al mismo tiempo, puede constituir una diana terapéutica en el desarrollo de vacunas o terapias

El Museo de Ciencias de la Universidad de Navarra con la colaboración de Iñigo Izal hemos hecho este vídeo para ayudarte a explicar a los más pequeños por qué ahora, con el coronavirus hay que quedarse en casa #LaVacunaEresTu #QuedateEnCasa

 

Otra característica que explica la letalidad del virus en los colectivos más vulnerables personas mayores y con patologías previas- es que puede producir lo que se conoce como tormenta de citoquinas, que son unas pequeñas proteínas que producen las células cuando se infectan. “Son como mensajeros que mandan señales a todo nuestro sistema inmune”, aclara López-Goñi. En condiciones normales se da un equilibrio entre “las citoquinas que producen inflamación y las que la quitan”. Pero en algunas personas con este virus hay un exceso de producción de citoquinas que producen inflamación, lo que lleva a que se desequilibre el sistema inmune de tal manera que, en vez de proteger del virus, hace más daño.

Estos efectos graves también se han apreciado en personas jóvenes y sin patologías previas -aunque en un porcentaje muy inferior-, ya que aparte de la edad y las enfermedades pueden influir factores como la genética de cada individuo y su inmunología (es decir, sus defensas).

El microbiólogo precisa que las tormentas de citoquinas no son exclusivas de este patógeno: “Se produjeron con otros virus pandémicos, como el de la gripe de 1918”.

Fuente: Nuevo coronavirus: avances científicos y un reto inaplazable

 

 

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: