Efectividad de las cubiertas para la cara, ayudan a desacelerar la propagación del COVID-19. Están recomendadas por ser una barrera, para que ql virus viaje de persona a persona .Por ello la importancia de utilizar mascarillas o cubiertas de tela.

 

  • Los CDC recomiendan que las personas usen cubiertas de tela para la cara en entornos públicos y al estar con personas que no viven en su casa, especialmente cuando sea difícil mantener otras medidas de distanciamiento social recomendadas.
  • Las cubiertas de tela para la cara podrían ayudar a evitar que quienes tienen COVID-19 propaguen el virus a otras personas.
  • Es muy probable que las cubiertas de tela para la cara reduzcan la propagación del COVID-19 cuando las personas las usan de forma generalizada en entornos públicos.
  • Las cubiertas de tela para la cara NO deben ser usadas por niños menores de 2 años de edad ni por personas que tengan dificultad para respirar, o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.

Evidencia para la efectividad de las cubiertas de tela

Las cubiertas de tela para la cara están recomendadas por ser una barrera simple que ayuda a evitar que las gotitas respiratorias viajen por el aire hasta otras personas cuando las personas que usan las cubiertas de tela para la cara tosen, estornudan, hablan o alzan la voz. A esto se le llama control de fuentes de infección. Esta recomendación es con base en lo que conocemos acerca del rol que juegan las gotitas respiratorias en la propagación del virus que causa el COVID-19, en conjunción con la evidencia emergente de los estudios clínicos y de laboratorio que indican que las cubiertas de tela para la cara reducen la dispersión de las gotitas cuando cubren la nariz y la boca. El COVID-19 se propaga principalmente entre las personas que tienen contacto cercano entre sí (dentro de los 6 pies aproximadamente), por lo que las cubiertas de tela para la cara son especialmente importantes en los entornos donde las personas se encuentran cerca las unas de las otras o donde el distanciamiento social sea difícil de mantener.

¿Quién debe usar mascarillas?

  • Los CDC recomiendan que todas las personas de 2 años de edad o más usen cubiertas de tela para la cara en entornos públicos y al estar con personas que no viven en su hogar, especialmente cuando sea difícil mantener otras medidas de distanciamiento social recomendadas.
  • El COVID-19 puede ser propagado por personas que no tienen síntomas y que desconocen que tienen la infección. Por ese motivo, es importante que todas las personas usen cubiertas de tela para la cara en entornos públicos y pongan en práctica el distanciamiento social (mantener una distancia de al menos 6 pies de las demás personas).
  • Mientras que las cubiertas de tela para la cara se recomiendan para reducir la propagación del COVID-19, los CDC reconocen que hay instancias específicas en las que no es viable usar una cubierta de tela para la cara. En estos casos, se deben considerar adaptaciones y alternativas siempre que sea posible (ver los ejemplos más abajo).
Efectividad de las Cubiertas para la Cara
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Gmail
  • Yahoo Mail

El COVID-19 puede ser propagado por personas que no tienen síntomas y que desconocen que tienen la infección. Por ese motivo, es importante que todas las personas usen cubiertas de tela para la cara en entornos públicos y pongan en práctica el distanciamiento social

Personas que tienen COVID-19 o que piensan que podrían tenerlo

  • Si está enfermo de COVID-19 o piensa que podría tener COVID-19, no concurra a áreas públicas. Quedarse en casa, excepto para buscar atención médica. En la medida de lo posible, permanezca en una misma habitación y alejado de otras personas y mascotas de su casa. Si tiene que estar cerca de otras personas o animales, use una cubierta de tela para la cara (incluso dentro de su casa).
  • La cubierta de tela para la cara ayuda a evitar que una persona enferma propague el virus a otras personas. Esto ayuda a que las gotitas respiratorias queden contenidas y no lleguen hasta otras personas.

Cuidadores de personas con COVID-19

  • Quienes cuidan a una persona con COVID-19 en la casa o en un entorno no hospitalario pueden también usar una cubierta de tela para la cara. Sin embargo, se desconocen los efectos de protección, es decir, cuan eficaces son estas cubiertas de tela para la cara para proteger a las personas sanas de respirar el virus. Para prevenir enfermarse, los cuidadores también deben tomar las medidas preventivas cotidianas: evitar el contacto cercano tanto como sea posible, limpiarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos, y limpiar y desinfectar las superficies con frecuencia.

¿Quién no debe usar una cubierta de tela para la cara?

Las siguientes personas no deben usar cubiertas de tela para la cara:

  • Niños menores de 2 años de edad
  • Personas con problemas respiratorios
  • Personas que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitarse la cubierta de tela para la cara sin ayuda

Viabilidad y adaptaciones

Los CDC reconocen que el uso de cubiertas de tela para la cara puede no ser posible en todas las situaciones o para algunas personas. En algunas situaciones, usar una cubierta de tela para la cara puede exacerbar una afección física o mental, llevar a una emergencia médica, o generar preocupaciones de importancia en cuanto a la seguridad. Se deberían considerar las adaptaciones y las alternativas cuando sea posible a los fines de aumentar la viabilidad del uso de cubiertas de tela para la cara o reducir el riesgo de propagar el COVID-19 si no es posible usar una.

Por ejemplo,

  • Es posible que las personas que son sordas o tienen dificultad para oír, o quienes interactúan o cuidan a personas que tienen impedimentos auditivos no puedan usar una cubierta de tela para la cara si necesitan leer los labios para comunicarse. En este caso, deben considerar usar cubiertas para la cara transparentes. Si no hay disponibilidad de cubiertas para la cara transparentes, considere usar la comunicación escrita, el subtitulado o disminuir el ruido de fondo para que se pueda efectuar la comunicación mientras usa una cubierta de tela para la cara que oculta los labios.
  • Algunas personas con discapacidades del desarrollo, problemas de integración sensorial o sensibilidades táctiles, ciertas afecciones mentales, o con capacidades cognitivas limitadas pueden tener reacciones negativas al hecho de usar una cubierta de tela para la cara. Estas personas pueden consultar a su proveedor de atención médica como parte de su decisión de usar una cubierta de tela para la cara.
  • Es posible que los niños más pequeños (p. ej., en etapa de preescolar o a principios de la escuela primaria) no puedan usar una cubierta de tela para la cara adecuadamente, principalmente por un tiempo prolongado. El uso de cubiertas de tela para la cara puede ser una prioridad en momentos en los que es difícil mantener la distancia social de 6 pies de las demás personas (p. ej., cuando se hace carpool para ir o volver o cuando se hace la fila en la escuela). Garantizar que el tamaño y el ajuste de una cubierta de tela para la cara sean adecuados y educar a los niños recordándoles acerca de la importancia y el uso adecuado de las cubiertas de tela para la cara pueden ayudar a abordar estos problemas.
  • No se deben usar cubiertas de tela para la cara cuando se están realizando actividades que puedan causar que la cubierta de tela para la cara se moje, como al nadar en el mar o en una piscina. Una cubierta de tela para la cara mojada puede causar dificultad para respirar. En el caso de las actividades como la natación, es importante mantener la distancia física de las demás personas en el agua.
  • Es posible que las personas que están realizando actividades de alta intensidad, como correr, no puedan usar la cubierta de tela para la cara si les causa dificultad para respirar. Si no se puede usar una cubierta de tela para la cara, considere llevar a cabo la actividad en un lugar donde haya una mayor ventilación y un mayor intercambio de aire (por ejemplo, en exteriores en lugar de interiores) y cuando sea posible mantener distanciamiento social de las demás personas
  • .Las personas que trabajan en un entorno donde las cubiertas de tela para la cara pueden aumentar los riesgos de enfermedades relacionadas por el calor o causar problemas de seguridad debido a la introducción de un peligro (por ejemplo, las tiras que se pueden enganchar en una máquina) pueden consultar con un profesional de salud y seguridad ocupacional para determinar cuál es la cubierta para la cara apropiada para su entorno. Las personas que trabajan en exteriores pueden priorizar el uso de una cubierta de tela para la cara cuando estén en contacto directo con otra persona, como durante los viajes en grupo o las reuniones de cambio de turno, y quitarse la cubierta para la cara cuando sea posible el distanciamiento social. Puede encontrar más información aquí y debajo.

Las cubiertas de tela para la cara son una medida preventiva crítica y son particularmente esenciales en momentos donde el distanciamiento social se dificulta. En el caso de que no se pueda usar una cubierta de tela para la cara, asegúrese de tomar otras medidas para reducir el riesgo de propagación del COVID-19, como el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos, y la limpieza y desinfección de las superficies que se tocan con frecuencia.

Protectores faciales

Se desconoce si los protectores faciales proporcionan algún beneficio como control de fuentes de infección para proteger a otras personas de la dispersión de las partículas respiratorias. Los CDC no recomiendan el uso de los protectores faciales para las actividades cotidianas comunes o como reemplazo de las cubiertas de tela para la cara. Algunas personas pueden elegir usar un protector facial cuando se espera que se producirá un contacto directo sostenido con otras personas. Si se utilizan protectores faciales sin una mascarilla, deben ajustarse en los laterales de la cara de quien los usa y se deben extender hasta debajo de la barbilla. Los protectores faciales desechables solo se deben usar una sola vez. Los protectores faciales reutilizables deben limpiarse y desinfectarse después de cada uso. NO se recomienda el uso de protectores faciales de plástico en recién nacidos ni en bebés.

Fuente: Considerations for Wearing Cloth Face Coverings

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: