La esperanza sobreponerse a las adversidades. Sentimos esperanza cuando pensamos que las cosas se desarrollan para bien, que es posible sobreponerse a las adversidades como si hubiese una luz indicando el camino, y que este conduce a alguna parte.

«La esperanza es un estado de fe y ánimo optimista basado en la expectativa de resultados favorables relacionados con eventos o circunstancias de la propia vida o el mundo en su conjunto»  (1)

Esperanza es una de esas palabras que todos amamos en secreto, a pesar de no entender del todo su sentido. Nos gusta pensar que siempre habrá una puerta que se abrirá en el último momento y nos salvará del dolor o el infortunio

Esperanza, sobreponerse a las adversidades
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Gmail
  • Yahoo Mail

«La esperanza hace que agite el náufrago sus brazos en medio de las aguas, aun cuando no vea tierra por ningún lado .» Ovidio

Solemos decir que no puede vivirse sin esperanza porque esta forma parte del proceso de la realidad, es una de las energías que la hace posible. Según Julio Cortázar: «La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose». En algunos de estos momentos leyendo y preprando las anotaciones, sobre un tema tan díficl de tratar, como el Covid-19, me he abrumado en más de algún momento, y se que tratamos de infomar, para que la mayor cantidad de personas, tomen las precauciones necesarias. Pero al mismo tiempo nunca dar desesperanza, en estos momentos de crisis mundial.

En medio de todo este va y viene, siempre hay lecciones de vida que me ha tocado aprender, seguro que a ti también.

La esperanza es ese sentimiento que enraíza en nuestra mente y corazón, mientras nos permite tener algo a lo que agarrarnos para seguir caminando en el sendero de la vida. Algunos de los que me han leído por años, se sabran la frase de mi abuelito que dejoo huella en mi vida:

«Ratos a pie, ratos andando, pero siempre caminando»

Carlos Castejón Lusky, mi abuelito

  • Algunos lo expresan con palabras: “todo va a salir bien”, “no te preocupes, todo se arreglará”. Otros no lo dicen de forma tan abierta pero tienen ese convencimiento en su vida diaria. En un mundo donde nada es seguro (cualquier hecho puede ocurrir en cualquier instante) todos creemos, en mayor o menor grado, que las cosas se darán de una forma positiva para nosotros. El corredor confía en llegar a la meta, el caminante perdido siente que hallará su casa y tú mismo esperas cosas buenas para tu vida: alcanzar la profesión que te gusta, vivir cerca de quienes quieres, resolver los problemas que, en particular, tienes tú o tu familia. Esa espera te inspira para comenzar cada día. (2)

Claro que no puedo permancer ciega, y no ver terrible que se ha convertido el cornavirus en nuestras vidas, desde tantos angulos. Por esencia somos renuentes al cambio, como seres humanos, pero por favor trata de no estresarte  o  angustiarte, solo se bajaran tus defensas, tan necesarias ahora.

Trata de permanecer y seguir seindo tal cual eres, mantén tu esencia, es cierto que, según el carácter, algunas personas están más abiertas que otras a la esperanza. Piensa el pesimista que el optimista exagera en su visión amable del mundo, y cree el optimista que el pesimista solo ve el lado sombrío de las cosas creyéndose bien informado.

– Ni crudo, ni quemado. No te obsiones con la información (incluso la desinformación) que hay, pero tampoco ignora lo que pasa, debes conocer para poder actuar y tomar todas precausiones necesarias. Si no lo haces por ti, hazlo por las personas que quieres, que  conoces, que no conoces, hasta por mi.

Hay tres cosas básicas y necesarias:

1. lavate frecuentemente las manos

2.  utiliza mascarilla

3. manten el distanciaminto social

Y claro agregaré una de mi cosecha, esta enfermendad no distingue, quien eres, lo que tienes o no tienes, cómo eres, o cuantos años tienes asi que la cuarta será

4. cuida y agradece la salud

Saber que se puede… «Color Esperanza», sobreponerse adversidades

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: