Creo que esta pandemia y sus efectos en nuestra sociedad ha dejado muy claro que los estudios técnicos son realmente importantes. Es probable que tus hijos o tú mismo estéis pensando en que ser abogado es un buen plan, incluso que ser médico puede llenar nuestra alma de esa generosidad que necesita nuestra sociedad. Puedes incluso hacerte teólogo y además de esparcir la palabra del Señor entre la población para dar consuelo. La Formación técnica es enriquecedora… Lo vamos a demostrar.

Aunque en realidad lo que es necesario es que nuestros hijos estudien algo que verdaderamente aporte valor a nuestros pueblos y ciudades. Hacen falta ingenieros industriales, informáticos, investigadores clínicos…

Probablemente lo que voy a decir ahora no te lo esperes de este blog, pero…

  • Necesitamos ingenieros agrónomos para que estudien el terreno y aconsejen qué debemos producir para mejorar la alimentación.
  • Necesitamos políticos de carrera política, para que se tomen las decisiones adecuadas para mejorar el bienestar social.
  • Necesitamos informáticos para que proporcionen las herramientas que precisamos todos.
  • Necesitamos más profesores, para que difundan las verdades y no solo las que están en los libros
  • Necesitamos que filósofos que propaguen el libre pensamiento.
  • Necesitamos trabajadores sociales para que ecuánimemente se distribuya la riqueza y no solo se informe de las ayudas que no vas a recibir.

Hoy por hoy hay demasiado de todo lo que no sirve, debemos dar una vuelta a lo que tenemos como si de un calcetín se tratara. Necesitamos que la población en general se vuelva más culta… con más recursos y sobre todo con sobrada preparación.

Encontramos países que están gobernados por economistas o por sociólogos o por industriales…. Necesitamos políticos que defiendan la economía del país y que defienda la soberanía del pueblo como cada democracia promete defender.

Os recomiendo una lectura a la Declaración Universal de Derechos Humanos para entender un poco hacia donde vamos con este artículo.

Como habrás podido comprobar cuando hablamos de formación técnica no nos referimos exclusivamente en estudios de ingeniería o matemáticas, la necesidad es mucho más completa que hacer simplemente números o planos o previsiones demográficas.

En Europa existen las formaciones profesionales, en las que se enseña a los jóvenes a trabajar, mil áreas distintas pero centradas en eso… el trabajo.

Entiendo que en todo el mundo moderno debe existir algún tipo de formación reglada al respecto, solo que somos las personas que si nos ponemos a estudiar preferimos una carrera Universitaria a simplemente aprender a trabajar.

Hay pueblos que en realidad no conocen cuál es el producto que se puede plantar con éxito en su tierra, mientras los jóvenes emigran a las grandes ciudades donde consiguen, con suerte, un trabajo precario y que apenas da para sostenerse. Ya no digamos si tienen que estudiar al mismo tiempo, la vida se hace imposible.

En Europa se ha descubierto que es posible teletrabajar, las empresas empiezan a entenderlo y los ciudadanos ven que es más económico vivir en zonas alejadas de las grandes capitales al tiempo que tienen un mejor estilo de vida (más saludable) y concilian mejor sus horarios con los de los niños y sus estudios, pero para eso no solo necesitamos infraestructuras… Necesitamos que se desarrolle ese tipo de trabajo.

Por supuesto si eres mecánico o albañil no puedes teletrabajar, pero puedes hacer que los trabajos administrativos lo sean y por tanto te ahorres en edificios de oficinas aunque tengas que lidiar con gastos más altos en tecnología. Por tanto la formación técnica es una idea en pleno siglo XXI.

Entradas relacionadas:

 

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: