La obesidad empeora los resultados del COVID-19
Nuevos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que la prevalencia de la obesidad en adultos está aumentando y que persisten las disparidades raciales y étnicas. En particular, los adultos con obesidad tienen un mayor riesgo de sufrir resultados graves por COVID-19, por ello  veremos algunos datos sobre :  La obesidad y el Covid-19

Los mapas de prevalencia de obesidad en adultos de 2019 muestran que doce estados tienen ahora una prevalencia de obesidad en adultos igual o superior al 35%: Alabama, Arkansas, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Michigan, Mississippi, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia Occidental. Esto es superior a nueve estados en 2018 y seis estados en 2017.

Los mapas desglosan la prevalencia de la obesidad en adultos por raza, etnia y ubicación según los datos de peso y altura autoinformados. Los datos combinados de 2017-2019 muestran notables disparidades raciales y étnicas:

34 estados y el Distrito de Columbia tenían una prevalencia de obesidad del 35% o más entre los adultos negros no hispanos.
15 estados tenían una prevalencia de obesidad del 35% o más entre los adultos hispanos.
6 estados tenían una prevalencia de obesidad del 35% o más entre los adultos blancos no hispanos.
Además de los mapas, los CDC han publicado una declaración resumida sobre la obesidad y la raza y el origen étnico en relación con el riesgo de COVID-19.

Aspectos destacados la obesidad y el Covid-19

La obesidad empeora los resultados del COVID-19, lo que aumenta el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte.
La obesidad afecta de manera desproporcionada a algunos grupos minoritarios raciales y étnicos que también tienen un mayor riesgo de contraer COVID-19.
Estas disparidades subrayan la necesidad de eliminar las barreras para una vida saludable y garantizar que las comunidades apoyen un estilo de vida saludable y activo para todos.
Si bien los cambios en el sistema y el medio ambiente pueden llevar tiempo, podemos dar pequeños pasos ahora para mantener o mejorar nuestra salud y protegernos durante esta pandemia.
Mantenerse activo y llevar una dieta saludable puede respaldar una función inmunológica óptima y ayudar a prevenir o controlar las enfermedades crónicas que empeoran los resultados del COVID-19.

Estas acciones, además de dormir lo suficiente y encontrar formas saludables de lidiar con el estrés, pueden ayudar a mantener el peso y mejorar la salud en general.
Todos tenemos un papel que desempeñar para cambiar el rumbo contra la obesidad.

La misión de los CDC incluye lograr la equidad en la salud al eliminar las disparidades en la salud y lograr una salud óptima

Reduce el riesgo de contraer el COVID-19

Es sumamente importante para las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, y para sus convivientes, que se protejan para evitar contraer el COVID-19.

La mejor manera de protegerse y ayudar a reducir la propagación del virus que causa el COVID-19 es haciendo lo siguiente:

  • Limite todo lo posible las interacciones con otras personas.
  • Tome precauciones para prevenir el COVID-19 cuando interactúa con los demás.

Si comienza a sentirse mal y cree que podría tener COVID-19, póngase en contacto con su proveedor de atención médica dentro de las 24 horas

Fuente: New CDC data finds adult obesity is increasing

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Gmail
  • Yahoo Mail

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: